28 de agosto de 2012

Sonríe, ya no por mi, por ti.

Lo admito, estoy asustada. Tengo miedo. Estoy cagada. Miedo de no ser lo que quieres que sea. Miedo de que te decepcione, otra vez. Miedo de que veas en ella lo que no ves en mi, la perfección, la alegría, las sonrisas, el amor. Miedo de volver a decir que te quiero y que ya no me respondas. Miedo a quedarme de pie, porque sobro. Miedo a mirar algo que no quiero ver. Miedo a la situación pueda conmigo. Miedo a ir al baño y mirar mi cara después de días llorando. Miedo a encontrarme con la realidad, esa que me aplasta y no me deja respirar, hasta que me ahogo, me asfixio. Miedo a dar una paso y caerme. Miedo.... a perderte. Ese es mi punto débil. Tú lo eres. Y aunque me joda, te diré una cosa, me importa una mierda con quién sonrías o el motivo de ello, simplemente quiero que estés bien. Aunque yo no sea la culpable de esa felicidad. Tengo miedo a no volver a ver tu sonrisa. No dejes que eso pase, por favor. Sonríe, ya no por mi, por ti.

18 de agosto de 2012

Eres el creador de lo que ahora soy.

Eres el creador de mis sonrisas. Eres el creador de lo que siento, en mi pecho, eso a lo que llaman amor, eso que solo siento, estando contigo. Eres el creador de todas las mariposas, o lo que haya dentro de mi, cada vez que me dices te quiero. Eres el creador de esta niña cursi, ñoña, desastre y tonta. Eres el creador, de que no pueda pasar ni una sola hora sin hablar contigo. Eres el creador de me vean por la calle y digan, mira, esa chica está enamorada. Pero no estoy solo enamorada, estoy enamorada de ti. Es muy diferente. Eres el creador de nuestra magia.

Vamos a darnos besos por ahí.

Quiero puestas de sol a tu lado. Quiero un te quiero verdadero, tuyo, en mi oído, haciendome estremecer. Quiero ser la única. Quiero ser con lo que sueñes cada noche. Quiero ser tus sonrisas y la que seque tus lágrimas. Quiero ser la que nunca te verá caer, porque estaré ahí, para que nunca te tropieces, y si eso pasa, yo caeré contigo. Quiero ser el viento que roza tu cara, como un leve suspiro. Quiero ver mis ojos reflejados en los tuyos. Quiero que seamos dos y al segundo, ser solo una única persona. Te quiero a ti.

'Cierra los ojos e imagina que estoy allí, contigo, siempre lo estoy'.

Aunque no me veas, sigo aquí. Aunque no me veas, lloro cada una de las palabras que salen de tu boca. Aunque no me veas, estoy detrás tú, como tu sombra. Aunque no me veas, estoy dispuesta a no dejarte caer, te cogeré y te mantendré en pie hasta en el final. Aunque no me veas, escucho contigo nuestra canción. Aunque no me veas, puedo sentir tu pulso acelerado con el mío. Aunque no me vas, puedo notar tus labios suaves en mi mejilla. Aunque no me veas, estoy dormida a tu lado, todas las putas noches. Aunque no me veas, daría mi vida por ti, porque sin ti, no vale ni una mierda, cariño.

16 de agosto de 2012

Piensa antes de hablar.

Mirarse al espejo y preguntarse, ¿en qué me he convertido? ¿quién me ha hecho ser así? Es duro. Es duro, abrir los ojos y no reconocerte. No saber quién eres y porque sigues respirando. Te encierras en el baño y tu vida pasa ante tus ojos. Dime, pequeña, ¿cuántas veces te han insultado por ser como eres? ¿por no ser aquella estúpida barbie del fondo de tu estantería? Dímelo, dime todas esas veces que lloraste por sentirte inferior a las demás. Por salir a la calle y ser una hormiga, a la cual, en cualquier momento pueden pisar. ¿Cuántas veces te encerraste en el baño para hacerte daño? ¿Cuántas veces soñaste que un día te levantarías siendo unas de esas chicas preciosas de cara y con un cuerpo de cine? ¿Te duele que te llamen fea, verdad? Porque a mi si. A mi y a miles de chicas más. ¿Y os digo una cosa? Nunca llegaré a quererme. Lo tengo asumido. Espero que todas las demás, lo hagan, pero yo no. ¿Queréis saber otra cosa? No paseis vuestra vida, encerradas en vosotras mismas. Salid, salid y mostraros tal y como sois, nunca sabréis quién se puede enamorar de vuestra sonrisa. Las sonrisas sirven para mucho más que para ocultar cosas. No es vuestra culpa, no es el espejo, simplemente son las personas. Porque me reitero en lo que siempre he dicho, el mundo está repleto de monstruos que se hacen llamar personas. Los monstruos, monstruos son. No dejéis que os pisoteen. No os dejéis matar poco a poco. Sed vosotras mismas, hasta vuestra última bocanada de aire.